Saltar al contenido

Casos clínicos de
Medicina felina

Conoce nuestros casos más desafiantes de medicina felina.

Hipotiroidismo congénito en gato

Índice

Remisión de casos

Profesionales veterinarios de toda España confían en nuestra experiencia.

Hipotiroidismo congénito

Motivo de consulta

Acude a nuestro Hospital un gato común europeo macho de 5 meses de edad para revisión general.

La tutora comenta que tiene otro gato de la misma edad y que la diferencia de tamaño entre los dos es considerable, su actividad y agilidad mental es mucho menor y las heces son muy duras.

Caso de Hipotiroidismo congenito en gato

Misma edad; diferencia de tamaño, actividad y agilidad mental mucho menor

Caso de Hipotiroidismo congenito en gato

Exploración física

Se observa que presenta un soplo cardiaco grado II/VI, retención de los dientes deciduos, seborrea leve, distensión abdominal y leve blefaritis bilateral. La CC es de 3.5/5 y el peso 3 kg.

Pruebas diagnósticas

Caso de Hipotiroidismo congenito en gato

Patrón bronquial leve generalizado y cardiomegalia con un VHS de 7.6.

Dientes deciduos gato

Retención de los dientes deciduos

Diagnóstico

racias a los signos clínicos y la confirmación de las pruebas pudimos diagnosticar que se trataba de Hipotiroidismo congénito.

Tratamiento

Instauramos el tratamiento de elección (Levotiroxina). La levotiroxina se inicia a 0,02-0,04 mg/kg PO cada 24 horas, dividida en dos tomas al día. La dosificación se puede ajustar a 100-150 µg por gato PO cada 24 horas (por las noches) cuando no es posible la administración dos veces al día. Es importante administrarlo con el estómago vacío para facilitar su absorción.

Evolución

A los 15 días: Más ánimo, juega. No presentaba distensión abdominal. Análisis de sangre,  La t4 3.3 ng/dl (previo <0.5 ng/dl ) y bioquímica: creatinina 1.1 mg/Dl (previa 1.8 mg/Dl) el BUN normalizado.

Cada mes/3 meses y se va ajustando la medicación en función de los valores de t4 y la TSH. Pierde los dientes deciduos, sin necesidad de realizar extracciones dentales durante el primer mes de tratamiento. El paciente empieza a marcar con orina por la casa, recomendamos orquiectomía.

8 meses tras el diagnóstico: Buena condición corporal, peso adulto de 4.300 kg, ausencia de soplo cardíaco en la auscultación cardiopulmonar y
La T4: estaba en 2.8 ng/dl. Y la TSH: 0.41.
La ecografía abdominal: los tramos intestinales habían normalizado los ratios y no presentaba inflamación digestiva.

Caso de Hipotiroidismo congenito en gato

Paciente meses después del tratamiento

Comentarios

El hipotiroidismo se caracteriza por concentraciones inadecuadas de las hormonas tiroideas tiroxina (T4) y triyodotironina (T3). Puede ser congénito o adquirido.

La causa más común de hipotiroidismo en el gato es la iatrogénica, pudiéndose desarrollar tanto por el tratamiento como por la tiroidectomía, pero siendo más prevalente tras la administración de yodo radioactivo.

El hipotiroidismo primario no iatrogénico es extremadamente raro en los gatos adultos, siendo la mayoría de los pacientes gatitos, de 2 a 4 meses de edad, que padecen de hipotiroidismo congénito.

Existen dos presentaciones del hipotiroidismo congénito:

  • Disgenesis tiroidea: Error en el desarrollo del tiroides. Generalmente es causado por agenesia (es decir, aplasia, hipoplasia) de las glándulas tiroides.
  • Dishormonogénesis: Error en la formación de las hormonas tiroideas o exceso o deficiencia dietética de yodo ingerido por la madre gestante o el recién nacido.

El hipotiroidismo congénito produce retraso mental; crecimiento atrofiado y desproporcionado por disgenesia epifisaria; anomalías vertebrales; laxitud articular; erupción dental retrasada; y retraso en la maduración esquelética. Los pacientes afectados parecen normales al nacer, pero comienzan a retrasarse con respecto a sus compañeros de camada en unas pocas semanas.

Pronóstico

El pronóstico para los pacientes con hipotiroidismo congénito es bueno si se inicia una suplementación tiroidea adecuada en una etapa temprana de la vida.

Por lo general, los signos clínicos mejoran y los niveles de tiroides se normalizan a las pocas semanas de comenzar la terapia.

Las anomalías esqueléticas radiográficas también pueden mejorar y/o resolverse, pero la resolución radiográfica puede llevar más tiempo en comparación con los signos clínicos.

Es posible que la suplementación con tiroides no revierta las anomalías musculoesqueléticas y/o neurológicas si se retrasa el tratamiento.

Equipo veterinario

Carmen Hernández

Carmen Hernández

Medicina Interna

Si te ha gustado... ¡Comparte!

Últimos casos publicados

Abrir chat
Puedes pedir cita a través de WhatsApp
Hospital Gattos
Hola, solicita tu cita por este canal. Te responderemos lo antes posible. Si es una urgencia, llama al 915 040 651.