Identificarse  \/ 
x
x

castracion-gato

En algunos momentos de la vida de un gato debemos recurrir a la cirugía como opción terapéutica. Antes de cualquier intervención quirúrgica siempre debe realizarse un estudio preoperatorio, independientemente de la edad y condición física del gato, para asegurar que el estado del paciente es óptimo antes de ser anestesiado para entrar en quirófano, al igual que se realiza en pediatría y cirugía humana.

Que el gato no sienta dolor es una de nuestras prioridades, por ello administramos los analgésicos y antiinflamatorios más eficaces y seguros antes y durante la cirugía así como durante todo el periodo de recuperación en casa. Un adecuado control del dolor permite prescindir del uso del collar isabelino en muchos casos.

Cirugía de tejidos blandos: En Gattos Centro Clínico Felino podemos abordar cualquier cirugía que precise nuestro paciente, conociendo a fondo las particularidades de la anatomía felina y las técnicas más actualizadas para poder realizar cada cirugía de la forma más efectiva posible.

 

Traumatología: En nuestro centro se estudia cada caso de forma pormenorizada para adecuar la cirugía a cada paciente, teniendo en cuenta su edad y la presencia de uno o más traumatismos.

¿Qué nos diferencia de otros centros veterinarios?

Un buen control del dolor durante y tras la cirugía, junto a la realización de suturas intradérmicas reabsorbibles (no hay puntos visibles y no hay que acudir a consulta a retirarlos) hace que nuestros pacientes no necesiten collar isabelino, lo que permite una recuperación rápida y sin secuelas. En la mayoría de intervenciones no es necesario colocar vendajes, pero si es preciso, se colocará de forma que al gato no le moleste y le permita moverse sin dificultad.

IMPORTANTE:

"Si tu gato está citado para cirugía, es necesario que se retire la comida 8 horas antes de la intervención, pero el agua puede dejarse a su alcance"
Facebook
Twitter
Linkedin
YouTube
Google+