ANTIPARASITARIOS PARA PERROS, MORTALES EN GATOS

ANTIPARASITARIOS PARA PERROS, MORTALES EN GATOS

 

Numerosas pipetas antiparasitarias para perros contienen unas sustancias insecticidas muy tóxicas para los gatos, las Permetrinas, que si se aplican por error a los gatos pueden tener consecuencias muy graves, incluso llegando a provocar la muerte.

Tras la exposición a las Permetrinas los signos de intoxicación aparecen en pocas horas pero en algunos casos pueden aparecer hasta uno o dos días más tarde.  Los signos que podemos observar en un gato intoxicado son temblores pupilas dilatadas, fiebre, hipersalivación, contracciones musculares, incoordinación y finalmente convulsiones.

Es una intoxicación que no tiene antídoto por lo que cuanto menos tiempo haya transcurrido desde el contacto y menor sea la cantidad de permetrinas, mejor puede ser el pronóstico si recibe la atención veterinaria necesaria. Por ello es de vital importancia acudir a un centro veterinario si sospechamos que nuestro gato haya podido tener contacto con este producto.

La intoxicación se puede producir tanto si el gato lame las permetrinas, como si éstas contactan con su piel, ya que se produce la absorción del antiparasitario hasta el torrente sanguíneo. El antiparasitario puede llegar a nuestro gato generalmente por dos motivos:

1.       Aplicando por error una pipeta antiparasitaria con permetrinas sobre nuestro gato.

2.       Aplicando sobre el perro que convive con un gato pipetas antiparasitarias con permetrinas. En este caso, si el gato se roza con el perro cuando el antiparasitario aún no se ha absorbido o bien el perro se sacude y cae antiparasitario en zonas de acceso del gato, la intoxicación se produce.

Por lo tanto si tienes perro y gato es importante que utilices antiparasitarios externos que no contengan permetrinas.

Si los estás utilizando es muy importante que los mantengas separados hasta que la pipeta se absorba totalmente en la piel del perro, aunque se desconoce el tiempo exacto que deberían estar separados para que no haya toxicidad.

Desgraciadamente todavía es una intoxicación muy frecuente aunque se puede evitar muy fácilmente tomando las precauciones necesarias.

 

 

3
LA EDUCACIÓN DEL GATITO
LOS 10 SIGNOS DE ENFERMEDAD EN EL GATO