LILIACEAS, FLORES MORTALES PARA LOS GATOS

 

 

Las liliáceas y Hemerocallis pueden resultar mortales para los gatos al provocar fallo renal agudo.

 

Cualquier parte de la planta es tóxica y requiere que se ingiera una mínima cantidad.

 

El tratamiento médico temprano es vital para la supervivencia del gato intoxicado.

 

 
 
 
 
 

¿Qué partes de la planta son tóxicas y qué cantidad debe comer para que resulte intoxicado?

Cualquier parte de la planta, tallo, hojas y flores es tóxica y tan solo es necesario que mordisqueen una pequeña cantidad (menos de una hoja o pétalo).
Si el gato no llega a mordisquear la planta pero en cambio pisa el polen o bien éste cae sobre su manto puede intoxicarse al lamerse durante su aseo.

Beber de un vaso donde haya flores cortadas puede resultar igualmente tóxico para ellos.

 

¿Qué componente de la planta es el responsable de la toxicidad?

 

Se desconoce hasta el momento el tóxico responsable.

 

¿Qué ocurre si mi gato mordisquea una liliácea?

 

Entre las dos y las seis horas de haber mordisqueado la planta comenzará a vomitar, tendrá falta de apetito y estará muy decaído, si bien esto puede pasar desapercibido si tu gato sale al exterior. Posteriormente los vómitos se harán menos frecuentes pero esto no significa que esté mejorando ya que el daño renal avanza. Entre las  12 y las 72 horas tras ingerir la planta, el tóxico provocará un fallo renal agudo y reaparecen los vómitos, polidipsia (bebe mucho),  anorexia, decaimiento pronunciado y en algunos casos anuria (no producen orina).
                        
                
 
¿Puede resultar mortal?
 
Los gatos que no son tratados rápidamente desarrollan fallo renal agudo y mueren generalmente entre el tercer y el sexto días tras el envenenamiento. 
 
¿Qué hago si sospecho que ha mordisqueado estas plantas o ha estado cerca de ellas?
 
Si sospechas que tu gato ha podido mordisquear alguna de estas plantas, debes  acudir inmediatamente a un centro veterinario. Allí se le realizará una descontaminación rápida provocando el vómito para eliminar los restos presentes en su estómago y bañándole si es necesario.
 
Tu veterinario realizará varias pruebas diagnósticas para valorar el estado de los riñones, que pueden incluir:
-     Analítica de sangre: un valor de urea en sangre (BUN) y creatinina elevados, indican la presencia de fallo renal.
-         Análisis de orina: La densidad de la orina reducida indica que el riñón no funciona adecuadamente.
-         Ecografía renal: permiten ver daños en los riñones.
 
Tras ello deberá ser hospitalizado y recibir fluidoterapia intravenosa junto con los cuidados que requiera para reducir los daños originados por el tóxico sobre los riñones. El tiempo de hospitalización variará dependiendo de la gravedad del envenenamiento.
 
¿Es completamente necesario acudir a un veterinario?
 
Un tratamiento médico inmediato es absolutamente imprescindible. Cuanto antes acuda tu gato a un veterinario, mejor. Pero incluso con un tratamiento médico óptimo, no hay garantía de que tu gato sobreviva, reduciéndose las opciones de supervivencia si el tratamiento se demora más allá de las 18 horas tras la exposición al tóxico. Si no se administra ningún tratamiento médico morirá entre los tres y los siete días tras exponerse al veneno.
 
¿Qué secuelas puede tener mi gato si sobrevive?
 
Algunos gatos intoxicados pueden recuperarse completamente si se tratan de forma temprana y adecuada, pero si el tratamiento se pospone pueden quedar secuelas renales permanentes o incluso puede morir.
 
¿Por qué se comen los gatos estas plantas?
 
A los gatos les encanta mordisquear plantas. Los gatos que acceden al exterior tienen muchas plantas que elegir y rara vez mordisquean las liliáceas, sin embargo los gatos de interior  suelen tener pocas opciones de mordisquear plantas y cuando plantamos o llega a nuestra casa un ramo de flores con liliáceas, las mordisquean rápidamente.
 
¿Qué puedo hacer para evitar que se intoxiquen los gatos?
 
-       Debes evitar plantar o adornar con liliáceas.
-       Si recibes o compras un ramo de flores asegúrate de que no contiene liliáceas o Hemerocallis. Si las contiene sácalas de casa y limpia bien la zona por si hay restos de polen.
-     Si frecuentas floristerías o viveros, advierte al personal de la toxicidad de las liliáceas para los gatos.
-     Habla con otros veterinarios sobre el riesgo que supone esta planta para los gatos.
-     Debes advertir a tus conocidos del grave riesgo que entraña tener liliáceas cerca para los gatos: Envíales esta información.
 
 

Algunas fotos de hemerocallis
 
Valora este artículo del blog:
2
TOXOPLASMOSIS, GATOS y EMBARAZO
¿POR QUÉ MI GATO SE ORINA FUERA DE LA BANDEJA?
 
Facebook
Twitter
Linkedin
YouTube
Google+