HIPERTIROIDISMO FELINO, LA ENFERMEDAD OCULTA

 

El hipertiroidismo felino es una enfermedad que ha experimentado un auge tremendo desde los años 70. No hay una única causa y se cree que la concentración en Yodo de las dietas puede tener un papel determinante. Actualmente las dietas comerciales para gatos oscilan entre concentraciones muy reducidas en yodo y concentraciones muy elevadas en yodo, lo que puede originar el desarrollo de esta enfermedad en gatos predispuestos por otros factores.

 
¿Qué le ocurre a un gato hipertiroideo?
Los gatos hipertiroideos tienen en su mayoría un tumor benigno en su glándula tiroides y tan sólo un 1% padecerá un tumor maligno. En ambos la sintomatología es la misma ya que provocan la secreción descontrolada de hormonas tiroideas (T3 y T4). Estas hormonas provocan un aumento del metabolismo del gato, lo que genera cambios funcionales y estructurales en numerosos órganos.
 

 



Los gatos hipertiroideos suelen ser mayores de 6 años y el síntoma fundamental es que adelgazan pero en cambio tienen buen apetito y además tienen hiperactividad. 






 
Esto es un gran problema ya que los propietarios de estos gatos no advierten que estén enfermos, muy al contrario, creen que están contentos, animados, además los propietarios de gatos gorditos están más contentos ya que adelgazan, por lo que el diagnóstico se realiza tarde y puede tener consecuencias graves para el corazón y el riñón

 
 
 
 
¿Cuáles son los signos más frecuentes?
-Beben más agua y hacen más pis.
-Nerviosismo. Algunos maúllan más frecuentemente y sin causa aparente.
-Tan sólo un 10% de los hipertiroideos tienen debilidad y falta de apetito.
-Vomitan frecuentemente (hay que recordar que el vómito en el gato es anormal y que el vómito de bolas de pelo frecuentemente se debe a enfermedades inflamatorias intestinales)
-Diarrea.
-Taquicardia: frecuencia cardiaca mayor de 200 latidos por minuto.
 
¿Cómo se diagnostica?
En consulta mediante la realización de analíticas y técnicas de diagnóstico por imagen podemos encontrar en gatos hipertiroideos la presencia de taquicardia, aumento de la presión arterial, enfermedad cardiaca, enfermedad renal, enfermedad hepática.
El diagnóstico se realiza mediante analítica de sangre y test específico
 
¿Cuál es el tratamiento?
Actualmente el tratamiento puede realizarse con fármacos, con administración diaria, dieta específica estricta, cirugía o radioterapia, ya disponible en España gracias a Iodocat desde 2016.
 
El pronóstico es bueno si se detecta precozmente y si no hay otras enfermedades asociadas.

Si quieres saber más sobre el Hipertiroidismo felino pincha aquí. 


Valora este artículo del blog:
3
PROBLEMAS DE ADAPTACIÓN ENTRE PERROS Y GATOS
SALUD DENTAL EN EL GATO
 
Facebook
Twitter
Linkedin
YouTube
Google+